Las Webs del Vino

NUEVAS SECCIONES DE LAS WEBS DEL VINO

miércoles, 22 de octubre de 2008

Cabernet Sauvignon


Cabernet Sauvignon es una variedad de uva tinta usada principalmente para producir vino, y es, junto con la merlot, una de las variedades viníferas más extendidas por el mundo. Si continúan las tendencias actuales, pronto será la más plantada de todas las variedades viníferas. Otros nombres con los que se la conoce son: Burdeos Tinto, Carbouet, Petit Cabernet, Petit Vidure y Vidure.
Cepa de origen francés, zona bordelesa, esta variedad está difundida en las zonas templadas y calientes de todo el mundo.
En España es una variedad muy extendida. Esta variedad vinífera está recomendada para las siguientes comunidades autónomas: Aragón, Cataluña, Extremadura, Navarra, País Vasco y Comunidad Valenciana. Y está autorizada en las siguientes: Andalucía, Baleares, Canarias, Cantabria, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Madrid y Murcia. Esto es, salvo Galicia, Asturias y La Rioja, en el resto de España se cultiva, bien como variedad recomendada, bien como variedad autorizada.
La variedad es bastante homogénea, con algunas diferencias en la forma del racimo y en las características típicas del vino.
Se caracteriza por sus taninos densos y aristocráticos, su color profundo, sus complejos aromas frutales, su elegante estructura y su idoneidad para la crianza. Variedad bastante vigorosa y de brotación medio-tardía, vegetación bastante erecta y entrenudos medio-cortos.
De color intenso y cubierto, son tánicos en su juventud; pero, cuando se abren, desarrollan una gama inconfundible de aromas florales (violeta, rosa), frutales (arándanos, cassis, frambuesas, moras) y vegetales (pimiento verde, café sin tostar).
Estos aromas pueden hacerse más complejos con la crianza, exhibiendo notas de humo, cedro, creosota, incienso, regaliz y un excitante perfume de trufa. Se adapta a climas templados y mejor en zonas secas o bien ventiladas, en el norte prefiere zonas bien expuestas al sol en colinas y suelos ligeros sobre todo en los valles.
No acepta suelos excesivamente fértiles y húmedos que inducen a gran vigor y dificultades de lignificación.
Se adapta bien a diversas normas de poda teniendo en cuenta las condiciones podoclimáticas. La producción es regular y constante. Madura en la tercera época. La resistencia a las enfermedades es normal, puede considerarse algo sensible al secado del racimo por lo que es necesario tener en cuenta la relación K/Mg del suelo.